Random House: Bringing You the Best in Fiction, Nonfiction, and Children's Books
Authors
Books
Features
Newletters and Alerts

Buy now from Random House

  • Cómo ganar amigos y influir sobre las personas
  • Written by Dale Carnegie
  • Format: Trade Paperback | ISBN: 9780307475404
  • Our Price: $15.00
  • Quantity:
See more online stores - Cómo ganar amigos y influir sobre las personas

 (Spanish)
Cómo ganar amigos y influir sobre las personas

Written by Dale CarnegieAuthor Alerts:  Random House will alert you to new works by Dale Carnegie

Cómo ganar amigos y influir sobre las personas Cover

Bookmark,
Share & Shelve:

  • Add This - Cómo ganar amigos y influir sobre las personas
  • Email this page - Cómo ganar amigos y influir sobre las personas
  • Print this page - Cómo ganar amigos y influir sobre las personas
ABOUT THE BOOK ABOUT THE BOOK
ABOUT THE AUTHOR ABOUT THE AUTHOR
This book has no tags.
You can add some at Library Thing.
Excerpt

Excerpt

NUEVE SUGERENCIAS SOBRE LA MANERA DE OBTENER UN MAYOR BENEFICIO DE ESTE LIBRO

1.— Si quiere usted obtener el mayor beneficio de este libro, hay un requerimiento indispensable, un principio esencial mucho más importante que todas las reglas técnicas. A menos que satisfaga usted este requisito fundamental, de poco le servi­rán muchas reglas sobre la forma de estudiar. Y si tiene ese don cardinal, podrá lograr resultados ma­ravillosos sin leer siquiera las indicaciones que hago.

¿Cuál es este requisito mágico? Nada más que esto: un profundo, impulsivo deseo de aprender, una vigorosa decisión de aumentar su capacidad para tra­tar con la gente.

¿Cómo se puede lograr ese impulso? Recordan­do constantemente cuán importantes son estos prin­cipios. Piense usted cómo contribuirá su dominio a llevarle a obtener una vida más feliz, rica, plena. Diciéndose una y otra vez: “Mi popularidad, mi felicidad y mi valor dependen, en grado no pequeño, de mi habilidad para tratar con la gente”.

2.— Léase cada capítulo rápidamente al princi­pio para lograr una visión a vuelo de pájaro. Es probable que después se sienta tentado a correr al capítulo siguiente. Pero no lo haga así. A menos que lea solamente por entretenerse. Pero si lee porque quiere aumentar su habilidad en las relaciones hu­manas, vuelva atrás y relea detenidamente cada capí­tulo. A la larga, esto significa un ahorro de tiempo y la obtención de mayores resultados.

3.— Deténgase frecuentemente en la lectura para
pensar en lo que está leyendo. Pregúntese cómo y cuándo puede aplicar cada sugerencia.

4.— Lea con un lápiz rojo, un bolígrafo resaltador o una pluma en la mano; y cuando encuentre una indica­ción que a su juicio puede usar, trace una línea en el margen. Si es una indicación excelente, subraye cada frase, o márquela con “XXXX”. Este método de mar-car o subrayar frases de un libro lo hace más intere­sante y mucho más fácil de revisar rápidamente.

5.— Conozco a una mujer que desde hace quince años es gerente de una gran compañía de seguros. Todos los meses lee los contratos de seguro que extiende su companía. Sí, lee los mismos contratos mes tras mes, año tras año. ¿Por qué? Porque la experiencia le ha enseñado que ésa es la única manera de tener siempre en la memoria las cláusu­las de las pólizas.

Yo dediqué casi dos años a escribir un libro sobre oratoria pública; y sin embargo tengo que volver a leerlo de vez en cuando para recordar lo que yo mismo escribí. Es asombrosa la rapidez con que olvidamos.

Por eso, si quiere usted obtener un beneficio real, duradero, de este libro, no piense que bastará con leerlo una vez a la ligera. Después de leerlo detenida­mente una vez, tiene usted que dedicar unas horas de cada mes a revisarlo. Téngalo en su escritorio, ante sus ojos, todos los días. Hojéelo a menudo. Piense constantemente en las grandes posibilidades de mejo­ra que aún le quedan por delante. Recuerde que el uso de esos principios sólo puede hacerse habitual y sub­consciente mediante una constante y vigorosa campa­ña de revisión y aplicación. No hay otro medio.


6.— Bernard Shaw señaló una vez: “Si se ense­ña algo a un hombre, jamás lo aprenderá”. Shaw tenía razón. Aprender es un proceso activo. Aprende­mos haciendo.

De modo que si usted quiere dominar los princi­pios que estudia en este libro, haga algo con ellos. Aplique estas reglas en todas las oportunidades. Si no procede así, las olvidará rápidamente. Sólo el conocimiento que se practica persiste en nuestro espíritu.

Se verá usted probablemente en dificultades para aplicar siempre estas indicaciones. Yo lo sé, porque he escrito este libro y sin embargo me veo frecuentemente en dificultades para aplicar todo aquello que recomiendo. Por ejemplo, cuando algo nos desagrada, es mucho más fácil criticar y censu­rar que tratar de comprender el punto de vista del prójimo. Con frecuencia es más fácil encontrar de­fectos que pronunciar elogios. Es más natural ha­blar acerca de lo que uno quiere que de lo que quieren los demás. Y todo es así. De modo que, al leer este libro, recuerde siempre que no trata usted solamente de adquirir información. Intenta formar nuevos hábitos. Sí, intenta usted emprender una nueva forma de vivir. Esto requiere tiempo y cons­tancia y la diaria aplicación de estos principios.

Vuelva, pues, a menudo a estas páginas. Considé­relas como un manual sobre las relaciones humanas; y cada vez que se vea ante un problema específico —como el de corregir a un hijo, el de llevar al cónyuge a su manera de pensar, o satisfacer a un cliente irrita­do— vacile antes de hacer lo acostumbrado, lo huma­no, lo impulsivo. Eso, lo humano, es generalmente un error. En cambio, vuelva a estas páginas y relea los párrafos que ha subrayado. Después ponga a prueba estos nuevos métodos y compruebe de qué modo mági­co le rinden resultados.


7.— Ofrezca a su cónyuge, a su hijo, o a algún compañero de su oficina, una moneda cada vez que lo sorprendan violando cierto principio. Del dominio de estas reglas haga un juego entretenido.

8.— El presidente de un importante banco de Wall Street relató una vez, en una conversación ante una de mis clases, un sistema muy eficiente que empleaba para mejorar su carácter. Este hombre había tenido poca educación formal, y llegó sin em­bargo a ser uno de los financistas más importantes del país; nos confesó que debía la mayor parte de su éxito a la constante aplicación de su sistema casero. Veamos lo que hace. Lo repetiré con sus propias palabras, tan exactamente como las recuerdo:

“Durante años he llevado un libro de citas con todas las entrevistas que realizo durante el día. Mi familia ya sabe que no debe forjar planes conmigo para los sábados por la noche, porque no ignora que dedico una parte de cada una de esas noches al ilustrativo proceso de examinar mis actos, revisar­los y criticarlos. Después de la comida me quedo a solas, abro mi libro de citas, y pienso en todas las entrevistas, conversaciones y reuniones en que he intervenido durante la semana. Entonces me pre­gunto:

”—¿Qué errores cometí en esta ocasión?

”—¿Qué hice bien, y en qué forma pude mejorar mi proceder?

”—¿Qué lecciones puedo aprender de esa expe­riencia?

”A menudo me ocurre que esta revista semanal me causa mucha infelicidad. Me asombran a menu-do mis propios errores. Es claro que al pasar los años esos errores han disminuido. A veces, ahora, me inclino a palmearme la espalda después de una de esas sesiones. Este sistema de autoanálisis, de autoeducación, proseguido año tras año, me ha he­cho más bien que cualquier otra cosa que he intenta­do jamás.

”Me ha ayudado a mejorar mi capacidad para tomar decisiones, y me ha ayudado enormemente en todos mis contactos con la gente. Nunca me cansaré de recomendarlo.”

¿Por qué no ha de emplear usted un sistema simi­lar para compulsar la forma en que aplica los princi­pios tratados en este libro? Si lo hace, obtendrá dos resultados.


Primero, se verá dedicado a un proceso educati­vo que es a la vez interesante y de inapreciables beneficios.

Segundo, verá que su capacidad para tratar con la gente aumentará y se propagará enormemente.

9.— Encontrará usted al final de este libro un diario en el que debe registrar sus triunfos en la aplicación de estos principios. Sea especificativo. Escriba nombres, fechas, resultados. La elaboración de ese historial le inspirará para realizar mayores esfuerzos; y ¡cuán fascinadoras serán esas inscrip­ciones cuando por casualidad las relea dentro de algunos años!


A fin de obtener el mayor resultado posible de este libro, pues:

1. Logre un deseo profundo, impulsivo, de do­minar los principios de las relaciones humanas.

2. Lea cada capítulo dos veces antes de pasar al siguiente.

3. A medida que lee, deténgase frecuentemente a preguntarse cómo puede aplicar cada indicación.

4. Subraye cada idea importante.

5. Relea el libro todos los meses.

6.   Aplique estos principios en cada oportunidad que se le presente. Utilice este volumen como ma­nual de trabajo para ayudarse a resolver sus proble­mas diarios.

7.   Convierta este aprendizaje en un juego entre­tenido ofreciendo a algún amigo una moneda por cada vez que lo sorprenda violando una de estas reglas.

8.   Haga todas las semanas una compulsa sobre el progreso que realiza. Pregúntese qué errores ha cometido, qué lecciones ha aprendido para el futuro.

9.   Lleve un diario que hay al final de este libro para exponer cómo y cuándo ha aplicado estos prin­cipios.
Dale Carnegie

About Dale Carnegie

Dale Carnegie - Cómo ganar amigos y influir sobre las personas
Dale Carnegie (1888-1955) almost single-handedly created the self-help genre with his classic, How to Win Friends and Influence People.

  • Cómo ganar amigos y influir sobre las personas by Dale Carnegie
  • March 09, 2010
  • Self Help - Motivational
  • Vintage Espanol
  • $15.00
  • 9780307475404

Your E-Mail Address
send me a copy

Recipient's E-Mail Address
(multiple addresses may be separated by commas)

A personal message: